La transparencia es la señal de identidad de la energía inteligente

Los servicios de la energía inteligente se caracterizan por la total transparencia, dando respuesta a una de las demandas de la sociedad actual.

El consumidor tiene derecho a una información clara y a saber a dónde va a parar cada euro que gasta. En E.nova Energía más que un compromiso, la transparencia es una señal de identidad.

La factura no puede convertirse en un auténtico laberinto para el consumidor, sino que tiene que ser una herramienta útil de control que acredite la relación comercial existente entre dos partes. El contrato no puede dejar ninguna duda ni generar futuras decepciones.

En cada factura de E.nova Energía, el cliente puede saber el origen de la energía en cada momento, y lo que se paga a cada participante del sistema eléctrico por la energía consumida. También es posible validar la factura para conocer todos los detalles de la misma.

Además nuestra comercializadora eléctrica cuenta con la tarifa indexada. Esto permite saber al cliente el margen del beneficio de la empresa y el precio del mercado eléctrico. Exactamente, los usuarios de la energía inteligente pueden saber cuál es el destino de cada euro y la ganancia de la empresa proveedora.

Es la alternativa a la factura tradicional, demasiado engorrosa, carente de información necesaria y que tantos quebraderos de cabeza han dado desde siempre a los consumidores.

Los tiempos han cambiado y las empresas inteligentes ya no tienen que preocuparse de letras pequeñas y números confusos. Ya son muchos los pequeños y medianos empresarios, comerciantes, hosteleros o agricultores que disfrutan del servicio transparente de E.nova Energía. La información diáfana y el asesoramiento personalizado fortalecen la confianza de unas empresas que ya no viven con la preocupación de llevarse sorpresas desagradables y saben que además de ahorrar conocen todos los detalles de su factura y contrato.»