¿Qué es una comunidad de energía renovable?

Es un colectivo legalmente reconocido y conformado por ciudadanos, por empresas o por instituciones locales que se juntan con objetivo de generar, usar y distribuir su propia energía. Los objetivos finales de estas entidades (ya sean cooperativas, asociaciones, asociaciones empresariales o comunidades de bienes) son, principalmente, alcanzar una determinada independencia energética, la cogobernanza sobre recursos energéticos, el ahorro en las facturas individuales y una mayor resistencias frente a las fuertes convulsiones del mercado como las que estamos viviendo desde el pasado verano.

Las comunidades de energía, además, cuentan con otra serie de ventajas que no debemos pasar por alto:

  • El reparto comunal de los gastos de instalación de los medios de producción de energía así como su mantenimiento
  • Intercambio de electricidad entre consumidores
  • Subvenciones tanto para su constitución coma para la instalación de plantas de producción eléctricas.

Pese a lo  novedoso que puede sonar a algunos oídos esta alternativa, la realidad es que ya está acotada desde 2018 por la Comisión Europea y el Ministerio para a Transición Ecológica y Reto Demográfico trabaja para dotarlas de un marco jurídico estable. Aún así, el Gobierno central ya reguló a través del Real Decreto Lei 23/2020 dos modelos diferentes: Comunidades Ciudadanas de Energía y Comunidades de Energías Renovables.